Archive | April, 2012

La Fotografía Callejera No es un Insulto

12 Apr

El siguiente texto quizás vaya más dirigido al transeúnte ofendido, o lectores confundidos, que a los fotógrafos mismos. Es para mí una reflexión en “alto”, y me gustaría invitar al debate a quien no estuviera de acuerdo.

A menudo, cuando en alguna conversación comento que me dedico a sacar fotos en la calle, me miran con el cejo fruncido, como si eso estuviera mal. “¿Y fotografías a la gente sin su permiso?“. “Claro que sí“, suelo responder.

Image

Gus Powell

La fotografía callejera, si nos permitimos la licencia de encasillarla o etiquetarla de esa manera, sufre de muchas malas concepciones entre el público en general. 

La más rotunda es la de que es un insulto, una falta de respeto o una ofensa directa al fotografiado. Ésto es algo que me entristece muchísimo, porque precisamente se trata de todo lo contrario. 

Image

David Solomons

Yo la vivo, la siento, la entiendo y la creo como un “canto”, un humilde homenaje a la vida y sus gentes, a esos pequeños detalles que a veces nos pasamos por alto en el frenesí actual, a esos momentos cándidos (un gesto, una mirada, una postura, etc.) que duran apenas una fracción de segundo, y que nunca, nunca más volverán a repetirse de esa forma. Podría incluso parecer una actitud desesperada por capturar, atesorar, y recordar de forma nostálgica todo ésto para pasárselo luego a los demás, a las generaciones siguientes, como dicendo “así eran las cosas cuando me tocaron vivirlas.”  

Image
 
 Con los años, las fotografías “callejeras” (y de reportaje, documentales…) se vuelven pequeños testimonios de una era, un valioso documento visual de cómo se vestían e interactuaban entonces las personas, cómo se relacionaban con su entorno (y cómo era éste también, claro). 
 
Image
 
Si tuviéramos que pedir permiso para fotografiar, todos esos instantes se perderían. Obtendríamos otro tipo de fotos, igualmente entrañables y respetables, pero otras al fin y al cabo.
 
Por ésto creo que no tenemos que pedir permiso para sacar fotografías en la calle, siempre y cuando nuestros motivos sean sinceros y honestos, y no tengamos en mente degradar de forma conciente a la gente fotografiada.
 
Hay fotógrafos con miradas más cínicas, o más irónicas. En algunos casos, creo que es necesario hacer el esfuerzo por entender que quizás estén señalando alguna injusticia latente, o destacando un tema que les preocupa especialmente (hay quienes fotografían la obesidad en USA, por ejemplo). Entonces, su intención no es la de ridiculizar a esas personas, sino la de denunciar ese mal social. 
 
Furrukh Khan
Advertisements